[Cap. 38] Conociendo mi ciudad: Castellana (Salamanca) 2ª parte

Vamos con la segunda parte de nuestro recorrido por el barrio de Castellana: ya estamos terminando el distrito de Salamanca. Habíamos terminado el capítulo anterior en el complejo comercial de ABC Serrano. Continuamos desde allí hacia el norte por el lateral del Paseo de la Castellana.

La embajada de Estados Unidos en Madrid está situada en el número 75 de la calle de Serrano, aunque la parcela también limita con el Paseo de la Castellana. Su edificio principal está inspirado en la embajada estadounidense en La Habana, y fue proyectado por Ernest Warlow y Leland W. King, a los que asistió el arquitecto español Mariano Garrigues. Fue proyectado en 1950 y construido entre 1951 y 1955 en un estilo internacional sobre el solar en el que anteriormente se alzaba el Palacio de la Marquesa de Argüelles. En el momento de su inauguración, recibió numerosas críticas al no casar para nada su estilo moderno con el resto de edificios decimonónicos de su entorno.

A partir de aquí, gracias a Núñez de Balboa, vamos a ganar el límite norte del barrio, es decir, la calle de María de Molina. Justo allí, a nuestra derecha, queda la Agencia Estatal de Administración Tributaria. No puedo deciros mucho sobre este edificio salvo que es muy muy grande y que ocupa toda la manzana estre las calles de Núñez de Balboa, de María de Molina, de Castelló y del General Oraa.

Edificio de la Agencia Estatal de Administración Tributaria - ©JMPhotographia

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (A.E.A.T.) se encarga de la aplicación efectiva del sistema tributario y aduanero españoles. Para cumplir sus objetivos lleva a cabo dos tipos de actuaciones: 1) Prestación de servicios de información y asistencia al contribuyente; 2) Persecución de los imcumplimientos tributarios mediante actuaciones de control.

El Museo Lázaro Galdiano fue creado en 1951, cuando los fondos fueron por fin inventariados en su totalidad, hecho llevado a término por Emilio Camps Cazorla. Todo ello se hizo en cumplimiento del testamento de don José, cuyo último deseo fue que todas sus colecciones pasaran a manos del Estado para que éste los pusiera a disposición de investigadores y para poder acercar la cultura al pueblo. Todo este material se juntó en un mismo lugar, la que era su propia casa, el Palacio de Parque Florido.

Museo Lázaro Galdiano - ©JMPhotographia

Dicha casa fue reformada para tal efecto por José Camón Aznar, primer director del museo, con la colaboración del arquitecto Fernando Chueca Goitia, el deseo fue el de crear un verdadero museo siguiendo criterios museográficos y estéticos, alejándose de cualquier intención de mostrar una casa-museo en la que el visitante pudiera contemplar estampas de la vida de don José mientras estuvo viviendo allí.

La casa de José Lázaro Galdiano tiene su origen en 1903, cuando se encarga el proyecto al arquitecto José Urioste. Su nombre, Palacio de Parque Florido, hace honor a la esposa de don José, Doña Paula Florido y Toledo. José Urioste había diseñado sólo tres años antes el pabellón español en la Exposición Universal de París en estilo neoplateresco, y fue precisamente este estilo el que don José quiso que tuviera su palacio. Tras unas desavenencias, se hizo cargo del proyecto Joaquín Kramer, quien introduciría varios cambios en el proyecto. Sin embargo, la construcción fue terminada finalmente en 1908 por Francisco Borrás.

Al lado del edificio principal hay un pabellón separado destinado a las oficinas, la administración y que servía de almacén de la editorial y de la revista "La nueva España" que fundó y dirigió el mismo José Lázaro Galdiano. Este edificio fue muy transformado con la reforma de Chueca Goitia y hoy alberga dependencias de la Fundación, un auditorio, una sala de exposiciones temporales y las instalaciones de la Biblioteca y del Archivo, asi como las oficinas de la revista de arte "Goya", que edita el museo.

Pero seguro que os estaréis preguntando qué se puede ver en el Museo Lázaro Galdiano. Pues muchísimas cosas, y algunas de ellas excepcionales, como es el caso de una tabla de El Bosco que representa a San Juan Bautista junto a una mandrágora; El Aquellarre, pintura de Goya, el más admirado pintor de don José; o el Salvador Adolescente, pintura atribuida a uno de los discípulos de Leonardo da Vinci. Además de los elementos de la pinacoteca, también pueden verse documentos como cartas de Lope de Vega o manuscritos medievales, aunque esta biblioteca sólo está abierta para investigadores.

Es verdad que Gregorio Marañón fue reconocido principalmente como médico, especializado en endocrinología, pero también dedicó su vida a la historia y a la filosofía. Esto lo demuestra que fue miembro de nada menos que de cinco reales academias (Lengua, Historia, Bellas Artes, Medicina y Ciencias Exactas).

Pero volvamos a la plaza. En su centro hay una estatua ecuestre dedicada al Marqués del Duero, obra de Andrés Aleu erigida en 1885. Acompañan a la estatua relieves en el pedestal que fueron obra de su alumno Pablo Gibert. Cuando nos referimos al Marqués del Duero estamos hablando de Manuel Gutiérrez de la Concha e Irigoyen, nacido en Córdoba de Tucumán, -actual Argentina-, en 1808 y muerto en Navarra en 1874, militar y político de tendencia liberal-moderada que ganó su nombre en las guerras carlistas.

 

Pues ya está. Ya hemos terminado otro distrito más en esta aventura loca de recorrer y contar todo lo que nos vamos encontrando en Madrid. El barrio de Castellana tiene de todo y ofrece muchísimas cosas en un entorno muy agradable. No es extraño que aquí vivan las gentes más pudientes y estén probablemente casi todas las mejores cosas que hay en la ciudad de Madrid. Hemos tardado en terminarlo y hemos tenido que dividirlo en dos debido a lo mucho que había que andar y contar, pero ha merecido la pena verlo, vivirlo y escribirlo.

Pasamos ya al siguiente distrito, a Chamartín, que es el distrito en el que he vivido desde los 4 años de edad. Es el distrito que más conozco, por lo que todo lo que contaré será un poco más reconocido por mí. No obstante, siempre hay que indagar en las profundidades de lo que uno a veces conoce de forma superficial. Vamos a por ello, ¡a por Chamartín!

 

 

Todas las fotos de la segunda parte del recorrido por el barrio de Castellana aquí:

Todos los días una nueva foto en color del proyecto en Instagram. JMPhotographia en las redes sociales:

Deja un comentario