Etiqueta: Campana de la paz mundial

Revelado digital: La campana de la paz mundial

Hace dos fines de semana visité Alcobendas, un municipio muy cercano al norte de Madrid y, por tanto, muy cercano a mi casa. Salí con la cámara buscando fotos, sin mucha idea de qué quería conseguir. El único objetivo que me puse fue encontrar La Esfera, el teatro en el que se representará el día 25 de noviembre la obra “El país de la luz”, un musical zurzido con las canciones de José María Guzmán, un grande de la música española con el que hace muy poco estuvimos grabando un videoclip en el Parque Quinta de los Molinos de la calle Alcalá.

Eso resultó bastante fácil, ya que La Esfera está ubicada en una de las rotontas -por desgracia en casi todos las ciudades y pueblos las hay a cientos- situadas al norte del Parque Jardín de la Vega.

Tras pasar por un jardín árabe con fuentes dí con una especie de templo japonés con una campana. No lo había visto nunca ni sabía de su existencia, pero tenía posibilidades. Además había allí un fotógrafo haciendo fotos a una chica, si bien era ésta más bien la que dirigía al muchacho indicándole que quería planos contrapicados.

Al regresar a casa y hacer la investigación pude saber que ese monumento se llama “Campana de la paz mundial” y que es una reproducción de una campana tradicional japonesa que se instaló en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, como homenaje a las víctimas de las II Guerra Mundial. El monumento original fue fundido con monedas recogidas por niños de más de sesenta países. En Alcobendas han construido la réplica alrededor de una pagoda japonesa con techo de madera de Valsaín y base de piedra de la sierra de Madrid. La pagoda está sobre un pequeño estanque de fondo empedrado y éste, a su vez, rodeado de césped y plantas ornamentales.

Llevaba en la cámara el Yongnuo 35mm, mi última y modesta adquisición, y me resultó de primeras un tanto complicado hallar la composición. El fondo estaba repleto de árboles y contaba además con el obstáculo de la modelo y el fotógrafo. Al final me sentí cómodo con la posición del sol, el fondo y todos los demás elementos, aunque reconozco que pude haber paseado un poco más, pero estaba en plena hora dorada y pensando en fotografíar otras cosas, por lo que no quise perder más tiempo. Siempre se puede volver allí y buscar otras composiciones.

La foto tal como salió de la cámara es esta:

Imagen RAW. Paso 0

Para comenzar el revelado digital con Lightroom tengo la costumbre adquiridada de subir la saturación del canal azul en la pestaña “Calibración de Cámara”. Subir la saturación del canal azul realmente actúa sobre todos los píxeles, sean azules o de otro color. Con esto conseguimos una saturación general en la imagen que a mí particularmente me gusta mucho, aunque a veces termino transformando el color en blanco y negro. En muchas ocasiones subir la saturación del canal azul exige bajar la saturación del color azul, ya que todo lo que es de este color queda demasiado saturado.

Lo siguiente que hago es mirar si el horizonte está recto. En este caso no lo está, por lo que uso la transformación de nivel en la pestaña”Transformación” y seguidamente activo la corrección de perfil y de color. Por último, antes de terminar este primer paso, realizado un enfoque usando la máscara de enfoque al nivel que más o menos me parece que está bien para esta fotografía.

Transformación, corrección de lente y de perfil y enfoque. Paso 1

Iniciamos el siguiente paso con los ajustes básicos que, como su propio nombre indica, son bastante importantes. Por regla general realizo la exposición en la parte con mayor claridad y en este caso fue el cielo y lo hice sobreexponiendo para poder tener más información en las sombras. Ahora, en el procesado, bajo las altas luces, en este caso en particular bajo todas las altas luces. Después subo las sombras 25 puntos y completo los ajustes subiendo muy levemente los blancos y bajando igual de levemente los negros.

Después paso al parámetro de contraste subiéndolo muy moderadamente, sólo 6 puntos, ya que complemento este parámetro con el de claridad, que subo, como casi siempre, 13 puntos. Para terminar subo la intensidad y bajo la saturación la mitad de lo que he subido la intensidad, más o menos.

Ajustes básicos. Paso 2

Tras hacer esto no estoy contento con la integración del objeto con el fondo y pruebo a pasar la fotografía a blanco y negro. Esto es algo que muchas veces hago: probar a pasar la imagen a blanco y negro y ver si me gusta o me podría gustar el futuro resultado. Y si, me agrada en este caso, ya que creo que la pagoda cobra un poco más de protagonismo. Tras ello trabajo en la direccionalidad de la luz usando un filtro degradado rectangular. La luz llegaba por la parte derecha, por lo que uso un filtro con mayor exposición por la derecha y otro filtro con menor exposición por la izquierda.

En este punto me di cuenta de que la luz del cielo era excesiva y la luz de la pagoda y de los árboles circundantes era mejorable, por lo que bajo la exposición general un poco y utilizo un pincel para subir la exposición en todo lo que no es el cielo.

Blanco y negro, direccionalidad de la luz y retoques de exposición. Paso 3

El siguiente paso, que es el penúltimo, es hacer dodge&burn, esto es, realzar el contraste entre luces y sombras de un modo mucho más local, también con un pincel de ajuste. Trabajo la pagoda, los reflejos del agua y los setos y alguna parte de los árboles. Por último, doy un poco de luz al hombre que pasea por ahí y que vemos de espaldas.

Dodge&Burn. Paso 4

El último paso es trabajar la curva de tonos. Como estamos trabajando en blanco y negro me gusta aumentar el contraste. Normalmente uso el contraste medio que ofrece Lightroom y que suele ser muy efectivo.

Curva de tonos. Paso 5. Resultado final

Y voilà, aquí está el revelado digital terminado en sus diferentes pasos: